Cinturón en el cuello que Bruselas exige a España más reformas

Según José María Izquierdo en su blog El Ojo Izquierdo, Pintan, de nuevo, bastos. Bruselas –que es esa capital en la que manda Alemania– ya ha dicho que la situación de España es crítica, y que estamos mucho más cerca de Eslovenia y de los rescatados que de los países en cabeza de la UE, diga lo que diga nuestro animoso –por decir algo- presidente del Gobierno. Así que los ministros ya se han puesto manos a la obra y en menos de un mes –o por ahí- van a soltar otra paliza a los ciudadanos –pensiones, despido, impuestos- que nos vamos a enterar de lo que vale un peine. Como sugería recientemente un buen amigo del catavenenos, ¿no será Rajoy un ‘dron’ enviado por Merkel?

OlliRehn

El comisario de Economía, Olli Rehn, en Bruselas. / FRANCOIS LENOIR (REUTERS)

Y es que Bruselas exige a España más reformas. La Comisión Europea, que ve riesgos de que la recesión en España se prolongue hasta 2014, reclama que se vuelvan a tocar los impuestos y las pensiones, otra vuelta de tuerca a la reforma laboral y que se ataje el multimillonario déficit energético.

Con la soga al cuello y agarrados por donde más duele, Rajoy se impacienta y cuestiona el ritmo, el diseño y la gestión de la UE. Duras críticas a Bruselas del Gobierno y de toda la oposición en el Congreso, pero los que no pueden criticar (porque les vale menos que a los políticos) y están realmente jodidos (y cómo estarán…) son los ciudadanos, que si estábamos mal con esta crisis, nos preparan otra ración doble.

Del “euroescepticismo” al “eurotemor” y la “euroangustia”, según las expresiones utilizadas ayer por Alfredo Pérez Rubalcaba. Antes la solución casi siempre se esperaba de Europa; ayer, del pleno del Congreso salió la impresión de que de Bruselas llegan ahora el freno, la dificultad para salir de la crisis, las medidas contraproducentes y hasta episodios como el de Chipre, que dañan aún más la economía española.

Y es que estamos en manos de Bruselas, y allí manda quien manda y aquí, no queda (?) otra que obedecer. Es el precio que hay que pagar por la inoperancia y escasez de recursos para paliar este desmadre, de unos políticos totalmente desacreditados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s