Crean cerebro artificial que imita comportamiento humano… ¿para qué?

Sapun es lo último en inteligencia artificial. Así se llama este cerebro que cuenta con dos millones y medio de neuronas (en número redondos, 2 millones más que el mío) y, según las imágenes difundidas, es infinitamente más bonito que el de los humanos. No puedo ni imaginarme de lo que sería capáz si mi materia gris y opaca, tuviese unos cientos de neuronas más y esos colores tan espectaculares…

El cerebro artificial Spaun
Los siete neurocientíficos teóricos de la Universidad canadiense de Waterloo que lo han creado, le tienen todo el rato resolviendo tests de inteligencia. Dicen que reconoce números escritos de cualquier forma, recuerda listas de ellos como hacemos nosotros cuando nos dictan un teléfono y no tenemos bolígrafo a mano, y responde varios tipos de preguntas de las que se usan para medir el CI (cociente de inteligencia) de los humanos. En esta fase Beta, responde a los test para políticos, creen que en un par de meses podrán pasar al nivel siguiente, el de servicio de limpieza.

Según los investigadores, la característica más sorprendente de Spaun, es que tiene defectos parecidos a los humanos. Por ejemplo, tiene problemas para recordar listas de números cuando son demasiado largos y duda antes de contestar las preguntas, igual que los humanos “humanos”, porque en eso, los humanos “artificales” (comúnmente conocidos como “políticos) hace generaciones que tienen controlado ese procedimiento.

Estos defectos pueden ser útiles para los robots del futuro, afirma Eliasmith, para hacer que estos sean más parecidos a nosotros y, por lo tanto, nos sea más fácil interactuar con ellos. Esas son las incongruencias del proyecto que plantean las máximas interrogantes ¿Qué utilidad tiene crear un cerebro artificial que se parezca a los ya conocidos, si es conocido que son casi todos una calamidad?.

Chris Eliasmith, el jefe del proyecto, dice que, en la medida en que Spaun es más similar al cerebro humano que los modelos anteriores, podría ser utilizado en el estudio de algunos trastornos cerebrales. En un experimento reciente, por ejemplo, se examinaron los efectos de cuando las neuronas “morían”, en una simulación de envejecimiento del cerebro humano, algo que habría sido poco ético si se utiliza con sujetos vivos. Yo hubiese experimentado con políticos sin temor a la ética (ojo por ojo) y con la seguridad de encontrar muestras de relevancia científica donde se daría respuesta a muchas de las dudas de qué hay dentro del cerebro de ciertos individuos, aparentemente normales…

El cerebro artificial Spaun y sus operaciones
Sin embargo, explican que Spaun todavía tiene limitaciones, por ahora sólo se puede realizar tareas encomendadas y no es capaz de aprender nada nuevo, puesto que le toma largo tiempo procesar información. Igual, igual que los políticos, sin duda.

Entonces, crear un cerebro artificial con tantas y tantas neuronas, para que imite el comportamiento humano ¿para qué carajo se hace?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s