El Gobierno prepara las tarifas de su prostíbulo España

Un año hace ya (pocos tan largo, mediocre, nefasto, decepcionante, abominable, detestable…) que Rajoy llegó a la presidencia de España; la proclamada “grande y libre”, cada vez más insignificante y atenazada.

Un año de Gobierno de Rajoy contra su programa electoral, como describen en El País, donde observan que “el argumentario que ha transmitido el PP a sus dirigentes por toda España para la “celebración” de este primer aniversario está plagado de eufemismos con los que relata el primer cuarto de legislatura“. En este reportaje es interesante también leer los comentarios que en el se vierten. Antoni Gutiérrez-Rubí publica en el blog Micropolítica La resiliencia de Rajoy, donde al desgranar la actitud del presidente en este año infernal, destaca su “extraordinaria habilidad para hablar en base a frases hechas y a recursos cotidianos de simplicidad extrema, y su extraña y peculiar coherencia política que le permite pensar una cosa, decir otra y hacer la contraria…” y resulta especialmente interesantes los comentarios que aquí se aportan. Paralelamente, José María Izquierdo, en su blog El ojo izquierdo, bajo el título Si Mas malo, Duran malísimo, trata la forma en que la prensa (como bien dice “nada neutral”) de derechas, “trata (valga la redundancia) la información” con su peculiar, elocuente y “refrescantemente recalcitrante” trabajo periodístico. Porque claro, el gobierno en funciones no está ahí (y menos se aguantará) por méritos propios, así que hay que “trabajar” fuerte y duro para sostenerlo.

Y van pasando los días, y van acumulándose las razones…

New Spain, el prostíbulo de la UE

Las medidas del gobierno convertirán a España en un prostíbulo y al Ejecutivo en simples macarras

Ante la incapacidad manifiesta de encontrar soluciones y velar por la gente que se desploma estrepitosamente, el Gobierno en funciones trama una medida tan disparatada como incomprensible. Destruyen el poder adquisitivo de su pueblo y abren las puertas del país a un mercado poderoso, regalándoles la ciudadanía (consecuencia incontestable) que a su pueblo desprecia.

Es de preveer que al reclamo, lo realcen prometiendo la ausencia de la burocracia que normalmente acompaña a cualquier trámite administrativo. La banca aplaude la medida ante la acumulación de stocks que la actual conyuntura les ha obligado a realizar “contra su voluntad”.

¿Y los españoles qué? La ciudadania les recibirá con los brazos abiertos, ya están llenando las calles para agradecerles que ocupen sus casas vacías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s