Nadie ha preguntado pero lo explico igual

Agotada la tarjeta de crédito, le presenté a la cajera del super el link de este blog, y todavía me está mirando con cara de incredulidad y desconcierto.

Convencido estaba que tanto tiempo invertido en documentarme y escribir serviría para algo más que recibir alguna que otra visita y esporádicos comentarios, pero he comprobado que el incrédulo soy yo.

O tal vez sea que en ese super, no le den crédito a las nuevas tecnológias…

Al recibir tal decepción, asumiendo que este esfuerzo no sirve para cambiarlo por especies, tuve que abandonarlo por unos días para dedicarme en cuerpo y alma a un trabajo de verdad, antes que fuese esta que abandonara a aquel…

Poco después de mi anterior entrada, me incorporé al selecto y casi exclusivo grupo de ciudadanos que trabajan cobrando. Aunque con fecha de caducidad, en el Ajuntament del meu poble puedo sentirme funcionario una temporada.

Hay que joderse!, siempre hablando de esta gente y ahora soy uno de ellos

Tal vez por lo de la temporalidad, porque mi presencia no amenace sus puestos o simplemente porque son así, la verdad es que el trato recibido me sorprendió por su cordialidad. Tuve que firmar un documento de confidencialidad por lo que he de cuidar mucho lo que cuente así que no me pregunten para saber más de lo que digo porque contestaré como un político cualquiera: “no tengo nada que comentar, me remito a las informaciones vertidas”…

Parece que el puesto de Alcalde está bien cubierto, al igual que los de Regidores, secretarios, administrativos y gran parte del personal auxiliar por lo que he de conformarme con desarrollar una base de datos que, si les resulta útil, igual sigue funcionando después de que mi etapa haya acabado. Como ven, la interrupción ha sido por una causa justificada.

Necesitado en desempolvar mis habilidades en Access, dormidas como la cajera del super, le metí otra pausa a mis entradas y, aunque esta vez tampoco nadie me echó en falta ni me preguntó nada, me dio por explicar las razones.

Y como digo, por una temporada no me exijan demasiado. Ahora puedo decir lo que le oí a uno de mis compañeros: “tranquilo, ya sé como son los organismos públicos, yo trabajo en uno de ellos”…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s