CAP en red ado

Se levanta el telón

Tengo un conocido que muy de vez en cuando, para visitar a un amigo, debe avisarle con antelación porque aquel, acostumbra a recibir muchos amigos más y ha de hacerle un hueco en su agenda. Ese amigo es como un asesor de imagen. Vive en la planta baja de un edificio junto con su hermano que ocupa la planta superior y colabora en su actividad; los padres de éstos, que  también están en el negocio, viven en el centro de la ciudad, a unos 10 kms. de distancia. Adaptándose a las nuevas tecnologías, intentan ser eficaces comunicándose mediante la red.

No hace mucho quedaron después de acordarlo bastante tiempo atrás, tanto, que mi conocido casi había perdido el interés en visitarle, pero fue; necesitaba sus consejos sobre si la vestimenta que llevaba, quedaría bien en una entrevista futura. El amigo le respondió que para darle un consejo certero, tenía que subir al piso de su hermano para que éste, con una cámara fotográfica que solo él usaba, le tomara una instantánea que usaría para estudiarlo detenidamente; pero, como tenía un mogollón de fotos pendientes, debía volver más adelante. Mi conocido le recordó que esa cámara no captaba los colores y de poco serviría, si acaso, que lo enviara a otro sitio donde sí lo conseguían. Su amigo le contestó que ésa era una tradición ancestral y tenía que respetarse. Como aún faltaba para la entrevista, era su amigo y no tenía alternativas, no insistió.

Pasado otro tiempo, tanto que mi conocido había perdido el interés en ser aconsejado y llegó a pensar que iría a la maldita entrevista de cualquier manera, el lunes pasado volvió. Subió directamente al piso del hermano, en cuanto lo retrató, bajó a lo de su amigo como habían tratado; lo recibió la esposa de aquel y le hizo esperar en el recibidor hasta que llegase la foto y mientras tanto, recibían al resto de amigos que iban ese día.

Imaginad que ha habido un intermedio, habéis ido al servicio, tomado un refresco y regresado a ver cómo sigue. Pues que sepáis que mi conocido mientras tanto, esperaba pacientemente ser recibido pero, la esposa del amigo le iba diciendo cada tanto, que no les llegaba la foto y sin ella no podía aconsejarle. Finalmente, y cuando ya no les quedaban otros amigos que atender, pudo pasar para conocer qué miércoles (nunca mejor dicho porque ese era el día) estaba pasando.

Resulta que el hermano enviaba la foto que sacaba en el piso de arriba, a casa de sus padres. Estos la colgaban en el Facebook y en cuanto estaba operativa, él accedía a ella con una contraseña pero esta vez, algo fallaba en su sistema y la foto no llegaba. Como ya era casi la hora de cenar, su amigo le dice que volviese en un par de días (que hicieron hoy) prometiéndole que le recibiría en cuanto llegase. Como no era cuestión de pelearse con un amigo, mi conocido no protestó.

Al volver hoy, pasó casi enseguida y se desarrolló la secuencia siguiente:

Amigo: “Querida, ¿cómo es posible que aún no puedo ver la foto?”

Esposa: ” no sé querido, si no lo sabes tú…”

Amigo: “Llama inmediatamente y averigua, esto no es normal”.

La querid… esposa llama, habla, escucha, cuelga y transmite: “Dice tu padre que él la tiene como pasada, si no la ves será cosa del Facebook. Lo único que se le ocurre es que le pidas una copia a tu hermano”

Amigo: ” Pues sube y dile que te la dé”.

La esposa sube, baja y transmite: ” Dice tu hermano que tiene el original en la cámara pero está sujeta al trípode y no la puede traer, tendrías que subir tú a verla”

Protestando, el amigo sube, baja y le dice a mi conocido: “Bueno, pude verla por fin pero efectivamente, no captó los colores así que te enviaré a casa de un pariente que tiene una cámara que sí lo hace…”

Mi conocido ya contaba con el desenlace por una experiencia anterior, y, aunque el proceso con la foto le resultó desde el primer momento un despropósito (cree en las nuevas tecnologías pero no esa manera de emplearla), siguió aguantando estoicamente porque pensó: si terminase discutiendo con su amigo, aunque fuese a esa dichosa cena vestido de cualquier manera, cuando se le presente otra más trascendente ¿a quién le pediría consejo?

Fin

 

Esta película está basada en hechos reales. Algunas escenas han sido ligeramente modificadas, intentando desdramatizar lo acontecido para no herir sensibilidades.

Conocido… Yo

Amigo… El Traumatólogo

Hermano… El de Radiografías

Esposa… La enfermera

Vivienda… CAP Vallès, Granollers

Casa de los padres…Centro en Badalona

*Siglo XXI, Año 2010, Noviembre…

 

Ahora tendría que salir el león y rugir pero dice que ruja mi conocido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s